31 de julio de 2008

Géneros muertos

Supongamos que ya nos decidimos, que tenemos una historia claramente perfilada en nuestra mente y que nos abocamos a narrarla como mejor podemos y queremos, concentrados en la secuencia apropiada de los hechos, en el diseño realista de los personajes, en la buena medición del tiempo, en el uso adecuado del lenguaje, en fin, nos dedicamos a la tarea monumental de escribir una obra literaria y de hacerlo bien. ¿Hemos decidido ya el género en el que nos hemos de desenvolver? Humm... tal vez no.

En realidad, no creo que sea esa una decisión muy consciente en la mayoría de los casos. Me explico: Primero surge la historia, estalla en la cabeza. Luego podemos decidir a qué género pertenecerá, según se vaya desarrollando. Si es que es importante, porque tal vez no lo sea. ¿Habremos de echarnos atrás si nos damos cuenta de que el género en el que nos desenvolvemos no es apropiado? Pero, ¿apropiado desde qué punto de vista? Uno es el punto de vista comercial, del que ya me he extendido largo y tendido (A propósito de temas anteriores, en que uno como escritor conscientemente se introducía en géneros populares para ganar dinero -aunque tal cosa nunca está garantizada-, quizá sí sea importante definir el género en el que desarrollaremos nuestra historia). Pero hay otros puntos de vista, estrictamente literarios. Pensaba en uno: es que dicen que hay géneros "muertos".

El término no viene de mi cabeza. Ni por un momento se me ha ocurrido pensar en géneros "muertos", aunque puedo suponer a qué se refiere. Siempre me figuré, al menos, que los géneros literarios que han fallecido serán aquellos que no tienen cabida dentro de nuestra sociedad, por su naturaleza misma. Pienso en los relatos épicos de dioses y otros seres actuando como si hubiesen vivido. O cierto tipo de poesía medievalista. Claro que si me da la ventolera de escribir poemas épicos, el género no estará taaaan muerto como se pensaba, pero no creo que sea yo quien los resucite.

Sin embargo, el otro día me tropecé con una discusión sobre si la ciencia ficción había muerto ya o no. ¿La ciencia ficción? Esto sí me sorprende. ¿No es un género literario muy acorde con nuestro tiempo y nuestra sociedad? ¿No vivimos rodeados de ciencia, peleados con ella, o en completa armonía con sus disciplinas? ¿No veneramos la ciencia -bueno, un poco menos que al comercio, claro-? ¿Cómo es posible entonces que un género que se inspira en ella y sirve a su vez de inspiración para ella haya muerto?

Luego miré mis relatos, la novela que escribo, las películas que se estrenan en el cine, desde las que son destinadas para públicos infantiles hasta aquellas que se encuadran en el terror también. Ciencia ficción. Se escribe, se lee, se mira, se escucha, hasta se juega -en videojuegos- ciencia ficción. No, no hay tal funeral. Está tan viva como nunca y sigue inspirando y maravillando. ¿Entonces...?

Tranquila, pues. Sigo adelante con mi historia. Total, que si yo, al menos, la estoy escribiendo y finalmente la culmino, no habrá muerte posible para el género en el cual se encuadra. ;)

5 comentarios:

Fran dijo...

Como anécdota, en lugares como lulu o bubok los libros de ficicón que más se editan son las novelas de ciencia ficción. Creo que es de lo más común que sea uno de los géneros, junto con la fantasía, por los que primero se interesa la gente.

Laura dijo...

Lo paradójico será entonces que en el mundo editorial español no se le quiera ver el lugar que debería tener. :)

Teobaldo Mercado dijo...

No está muerta, es sólo el afán de algunos desubicados que odian lo tradicional y quieren enterrarlo a toda costa, imponiendo de paso sus ideas. Es el típico caso del chiquillo matón que llega a la escuela golpeando a los demás sólo para destacar.

Hay ciencia-ficción para rato, incluyendo la tradicional que odian tanto algunas especies y que es la que leemos/escribimos nosotros. Tenemos que que seguir promocionándola, por supuesto, ya que el mercado editorial latinoamericano poco se interesa por ellas.

¡Al infinito y más allá!

Omar dijo...

Buen día con todos, me gusto el tema tratado, sobre todo porque sintiendome parte de una generación q vive con la ciencia ficción, es necesario mencionar en mi humilde opinión que lo único que varia es el tiempo y el espacio donde se desenvuelven y realizan, el género se modifica como se modifica la música o hasta nuestro propio estilo, mas nunca muere sigen vigentes, esperando quizas que una mente brillante las retome.

Un gran saludo me gusto el blogg...mucho mas lo que escribe..abrazos desde Cajamarca Perú.

Laura dijo...

Hola, Omar, gracias por pasarte por aquí. ¡Saludos, Teobaldo, bienvenido!

Ni la ciencia ficción ni la fantasía ni el género de aventuras ni muchos otros están muertos. Otra cosa es que pasen de moda o vuelvan cada cierto tiempo a ocupar los estantes principales de las librerías. Yo creo que mientras haya quienes los escriban y quienes los lean, seguirán tan vivos como el que más. :)