21 de febrero de 2009

¿Quién escribe el mejor "best seller"?

Este sería el título de un nuevo concurso de escritura que podría lanzar en los próximos meses. No más concursos "literarios", por favor. Que sean concursos de escritura. El mejor adaptador de argumentos preestablecidos se lleva el trofeo. Y sin preocupación para la editorial: sus ventas estarán garantizadas.

¿Estoy hablando con dejos de amargura? No, para nada. No he participado en ninguno desde hace tiempo, pues decidí no involucrarme con certámenes literarios a menos que tuviera a mano algún escrito que se ajustara y quisiera darle una oportunidad. Pero viendo los últimos triunfos de concursos populares, he llegado a la conclusión de que ni siquiera valdría la pena. Los argumentos archiconocidos que inundan las librerías ya llegaron a los premios literarios. No importa si es un drama que "analiza" la vida y milagros de un dictador o de una dictadura o de una ola de secuestros, o si es un complot mundial que indaga en misterios históricos -o prehistóricos, da igual- tipo Dan Brown, o si es una terrible historia de amor y sexo que siempre -siempre- termina con la separación de los amantes, ¡se lleva el trofeo!

Mi única objeción es el nombre de estos cértamenes. ¿Para qué llamarlos Premio Literario o Certamen Literario o algo así? Sería más justo que pusieran a disposición de los concursantes los argumentos que quieren publicar y el que mejor lo acomode, ese gana.

Podríamos hacerlo en privado. Propondríamos argumentos tipo Dan Brown o Michael Crichton o John Grisham o Paulo Coelho o algo por el estilo y que los participantes desplieguen sus oficios del buen escribir. ¡Tendríamos un seguro ganador!

Los demás, los que quieren escribir argumentos originales o diferentes, que no pierdan el tiempo con certámenes y que escojan el largo camino de encontrar algún editor arriesgado que quiera publicar sus obras. ;)

11 comentarios:

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Totalmente de acuerdo.

Teo Palacios dijo...

Secundo la moción. ¿Dónde hay que firmar?

Laura dijo...

Vaya, creo que nuestras firmas ya están aquí :)
¡Saludos a los dos!

Belén dijo...

Hola Laura
Desde el club de lectura hemos querido premiar tu blo, pásate cuando quieras a recoger tu premio

Anne dijo...

Pues es verdad; los editores, cuando ven que algo funciona sólo quieren eso...

un beso*

Laura dijo...

¡Vaya! Gracias, Belén. Iré, claro. ;)
Pues, Anne, lo peor es que no se dan cuenta de que muchos de los mejores libros -originales- han sido también más vendidos... ¡Saludos!

John Anthony dijo...

Muy bien que lo has dicho.
Seré un concursante frustado por decir que en los concursos, al igual que en las editoriales, se valora bastante poco la calidad u originalidad.

Que digan claro lo que quieren: copias de superventas.

B. Miosi dijo...

Ya se sabe que los grandes concursos tienen sus misterios, los pequeños, como dices, debían cambiar de título, nada de Premio Literario, algo de menor envergadura pero con más naturalidad, y estoy segura de que saldrían muchos Dan Brown e Irwin Wallace, que no serán literarios, ¡pero cómo entretienen!

Es la primera vez que paso por tu blog y me ha gustado el formato y el contenido,
Besos!
Blanca Miosi

Anne dijo...

Hola! Dentro de un rato ve a mi blog... Te encontrarás una sorpresa :)

Laura dijo...

Hola, John Anthony. Parece que resumiste en una sola frase el problema al que me refería en esta entrada ;)
Hola, Blanca. ¡Gracias por visitarme! Me alegro que te gustara este rincón.
Hola, Anne, saludos de nuevo. Apenas pueda, te visito. ;)

Juan dijo...

Creo que querer empezar en el mundo de la literatura enviando los escritos a los premios es una pérdida de tiempo y de dinero.