8 de noviembre de 2008

De nuevo, la mecánica de los concursos literarios

Bien, primero que todo: ¡he vuelto! (las incidencias de la vida diaria son a veces inevitables, inposponibles y hasta urgentes). No me he ido porque no quisiera estar aquí, sino porque las responsabilidades diarias están primero (casi parezco seria).

Ahora que estoy por aquí, mi tema inevitable será: ¡Jodido Lunes! Su historia es curiosa, yo diría que inédita, y hasta casi cómica, pero lo que creí una broma se ha convertido en una experiencia única. Participé, por primera vez, en el concurso de fantasía, ciencia ficción y terror "Domingo Santos". Mi relato, de tipo fantástico, llamado Misión Inconclusa, había pasado por algunas revisiones en mi taller privado y pensaba que tenía algunas posibilidades de ser bien considerado. Desafortunadamente, el jurado no lo consideró digno de integrar la lista de finalistas y el 18 de septiembre pasado supe por un comunicado expuesto en Sedice.com que había sido excluido de dicha lista. El hilo que se abrió en dicho portal me di cuenta de que otros foreros de Sedice también habían sido excluidos y nos dedicamos entre todos a felicitar a los ganadores y a condolernos de nuestra "suerte". Como es lo usual en estos casos.

Pues bien... alguien dijo, medio en broma, que deberíamos juntar nuestros relatos "rechazados" y publicarlos por nuestra cuenta. Yo dije que no tenía inconveniente. Otros dijeron lo mismo.
De pronto, allí estábamos, varios cuentistas "rechazados" del Domingo Santos, con relatos entre manos que no íbamos a enviar a más concursos, poniéndonos de acuerdo para integrar nuestros cuentos en una antología.

Y así surgió ¡Jodido Lunes! Antología del Rechazo. Con críticas destructivas incorporadas en su contraportada. ¡Increíble! Me he sentido muy divertida, muy bien. Se ha revelado como una experiencia única.

¿La calidad de los relatos? Pues a mí me parece alta, pero yo soy sólo una de las cuentistas integrantes de la antología. Quienes los lean por aparte y los valoren, me dirán.
Dejo aquí la dirección de Lulu:
http://www.lulu.com/content/4378194
y la de Bubok:
http://www.bubok.com/libros/4424/jodido-lunes-antologia-del-rechazo,
para todos aquellos que quieran adquirir o descargar la antología. En ambos sitios la descarga es gratuita, en formato pdf.

Así que... ¡allí está!

P.D. No consideramos en ningún momento que el jurado se haya "equivocado". Sin duda los finalistas se lo merecieron. Fue una muestra de buen humor. :)

6 comentarios:

Sentenciero dijo...

Pues la dinámica de los concursos permanecerá siempre oculta para los artistas y los escritores, sea cual sea su calidad o pericia: el azar y los favoritismos, las omisiones y los puntos de vista divergentes serán el pan corriente en las entregas de premios en concursos literarios. Bien por ustedes que aprovecharon lo que otros no supieron ver.

Martikka dijo...

Interesante iniciativa. Yo también participé este año en el Domingo Santos, pero me lo tomo con paciencia, y presentaré mi relato a otro concurso.
Ahora me voy a ver esas webs a ver qué tal.
Un saludo!

Laura dijo...

Hola, Martikka, Sentenciero.

Martikka, me agrada verte por aquí de nuevo. En realidad, no creo que se trate de tomarse el resultado con "paciencia" o no. No hubo impaciencia en la iniciativa de marras. Era más una salida amistosa y divertida que un desengaño. De hecho, mi propio relato había participado previamente en otro certamen de jurado popular. Salió muy bien librado en las críticas, pero no logró colarse en los finalistas. Por eso pensé que era bueno. Le hice algunas correcciones y lo presenté al Domingo Santos. Tal vez también recibió buena acogida, pero no la suficiente para ser incluido entre los finalistas. No creí, entonces, que mereciera presentarse a un tercer concurso. Apruebo el "reciclaje" de relatos hasta cierto punto. No quiero inhibir tampoco mi propia capacidad de escribir otras historias.
Sentenciero, ¿qué puedo decir? No todos los concursos son amañados ni tendenciosos. A veces, simplemente el jurado consideró que tu relato no era "mejor" que otro. Y a veces, como jurado (yo lo he sido, en jurados populares) es muy difícil decidir. :)
¡Saludos a los dos!

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Ya se lo he comentado a los compañeros, mis felicitaciones por esta iniciativa, que me parece muy interesante para continuar en el tiempo.

Teobaldo Mercado dijo...

Eso de ganar en un concurso depende de muchos factores totalmente impredecibles. A veces basta ser la persona adecuada en el momento preciso. También importa el estado de ánimo de quienes lo leyeron o qué se yo. Tengo varios colegas que probaron suerte durante años en diversos concursos sin conseguir nada (y yo también lo intenté), lo cual no quiere decir que necesariamente sean malos escritores.

Hay que seguir adelante, escribiendo a un ritmo constante. Por último, a mi entender es una estupenda idea esto de publicar los relatos rechazados en un concurso y espero que otros más se animen a hacerlo a futuro.

Felicidades, Laura, y… ¿para cuándo tu tercera parte del Portal?

Laura dijo...

Hola, Francisco y saludos a ti también, Teobaldo.
Pues esta publicación ha resultado ser una agradable reunión de amigos. No es vindicación ni nada por el estilo. Comparto tu visión sobre los certámenes, Teobaldo, pero también me gusta participar de vez en cuando: hasta cierto punto te obligan a mantener un nivel aceptable que es conveniente para uno como escritor siempre.
La tercera parte del Portal verá la luz (si todo va bien) el otro año. :)