26 de diciembre de 2011

Recuento

Como es costumbre para muchos de nosotros, al llegar estas fechas de fin de año, nos damos la vuelta un momento y comprobamos qué hemos alcanzado y qué no en términos de logros. Para mí, este 2011 no fue muy productivo en cuanto a publicaciones, pero sí en cuanto a escritura. Profundicé mi relación con el relato, pues me aboqué desde el principio del año a la elaboración de mayor número de relatos, me involucré en la escritura meramente comercial (lo cual no me enorgullece pero me afloja un poco la pluma -o más bien, el teclado-) y al menos culminé con la publicación de otro cuento mío de ciencia ficción ("Objeto No Identificado") junto a otros siete autores ticos en la antología Objeto No Identificado y otros cuentos de ciencia ficción (EUNED-- noviembre, 2011).

Otra experiencia positiva que viví en noviembre pasado fue el intercambio de opiniones en un foro abierto específicamente para comentar Posibles futuros. Cuentos de ciencia ficción (EUNED, 2009), con un grupo de estudiantes universitarios del Instituto Tecnológico de Costa Rica, en el cual recibí una interesante retroalimentación con respecto a mi historia y las de los demás. Siempre es útil entrar en contacto con los lectores, y esta no ha sido una experiencia muy frecuente para mí...

¿Qué me depara el 2012? No lo sé aún, pero espero que un nuevo horizonte en mi carrera literaria. La consagración de varios proyectos en curso, el regreso a otro que he dejado varado en el camino, y quizá, tan solo quizá, un despegue nuevo en mi universo de escritura.

Ya veremos.

Por de pronto, feliz año nuevo. No andaré muy lejos de estos entornos, lo prometo. =)

3 comentarios:

Begoña dijo...

Me gustaría que explicaras eso de Escritura meramente comercial, ¿¿¿qué cosa es??? Y si fuese posible ampliaras, ¿Cuántos tipos de escritura hay? La verdad que sobre escribir sé muy poco, a parte de que me gusta y que a mi manera intento saber.

No es sencillo cumplir los objetivos que uno se plantea, a mí este año me hubiese tocado retomar algunas novelas que tengo comenzadas, y que ni miré, fue un año complicado a nivel personal y estuve obsesionada con ciertos cambios, a los que quisiera pensar que me adapté.

Eso de publicar cada día me parece más complicado. Hay que manejar las herramientas a la perfección. Pero lo importante es crear y crear sin descanso, e intentarlo sin descanso también. Sólo así se puede conseguir.

Feliz año nuevo a ti también.

Laura dijo...

Escritura "meramente" comercial es la que se usa en los panfletos publicitarios de productos, servicios o locales comerciales. Pueden parecer textos muy sencillos de escribir, pero en realidad no lo son y muchas compañías contratan escritores que los escriban para ellos. Hay otros tipos de escritura, como la científica (propia de los documentos de investigación), la periodística, la política o diplomática, y etc., etc. La habilidad para escribir es muy preciada en muchos ámbitos y no es tan común como uno pensaría cuando nos desenvolvemos en áreas profesionales.
Ahora bien, la escritura más admirada porque convierte el uso del lenguaje en sí mismo en un Arte es la escritura creativa, la que da origen a la Literatura. Esta es la que más me atrapa y la que resulta en muchos casos más difícil de desarrollar y de convertirla en logro personal.
Por supuesto, ningún tipo de escritura se desarrolla adecuadamente sin una constante práctica y dedicación, y la escritura creativa más que ninguna. Así que lo que haces está más que perfecto, Begoña, es lo que todos los autores debemos hacer si queremos hacerlo bien ;)
Felices fiestas =)

Germán Hernández dijo...

Mis mejores deseos...