23 de agosto de 2008

Música inspiradora...

No sé si a otros escritores les pasará, pero en mi caso sucede con cierta frecuencia: escucho una pieza musical, normalmente de estilo clásico o tipo "canto gregoriano", y me entra una nostalgia difícil de explicar. Nunca he padecido un suceso trágico o devastador, al contrario, he tenido una vida agradable (¡afortunadamente! No me gustan los problemas, palabra) y sin embargo, me siento nostálgica. Al instante surgen en mi mente diversas imágenes, normalmente de tiempos idos, de batallas perdidas, de seres solitarios, de campos devastados o más bien cubiertos de nubes oscuras. Y pienso: ¿dónde estará la historia que cuente lo que esta melodía me evoca?

Por ejemplo, tengo el viejo disco de ERA (ése que sacaron hace como diez años) y cada vez que escucho "Ameno" me pregunto cómo podría contar esa historia. Pero, ¿cuál historia?, me preguntarán. Pues ésa, la que cuenta la canción. El problema es que no comprendo la letra (nunca me he molestado en buscarla) y lo que verdaderamente me llena o me sacude es la música y la entonación de las voces humanas con los instrumentos. Me da la impresión de servir de fondo para una historia triste, melancólica, de ambientación medieval o antigua.

Otro ejemplo lo tengo en otro viejo álbum: Storm, de Vanessa Mae. Casi todas las melodías de este disco son capaces de hacerme vagar en historias extrañas, pero la que se lleva las palmas es la última: The Blessed Spirits, que siempre, no sé por qué, me susurra los eventos de una larga marcha a lo largo de un llano árido, azotado por el viento y un ejército que ha perdido una batalla crucial. También me sugiere otras escenas, como la de un viejo habitante de los muelles de una orgullosa ciudad protegida por diques, el cual enfrenta la desolación de una batalla perdida de antemano contra el mar, cuando éste, embravecido e incontrastable, destruye uno a uno cada dique, en medio de la más terrible tormenta que la ciudad ha conocido a lo largo de su historia. El viejo lobo del mar, sin miedo y con arrogancia, lucha contra los elementos, dispuesto a salvaguardar su hogar o a morir en el intento. Por supuesto, ustedes se imaginarán el tipo de final que una pieza tan triste puede tener...

Melodías grandiosas, sugestivas, poderosas... ¿No sirven siempre de inspiración extraña? ¿Como si desafiaran mi incipiente pluma a escribir esa historia que pueda esculpir en palabras lo que la música ya describe con grandeza?...

Terminada la pieza, me sumerjo en la añoranza y me pregunto una vez más si algún día seré capaz de escribir esa historia...

24 comentarios:

Teo Palacios dijo...

Totalmente de acuerdo, Laura.

Me pasa igual que a ti, aunque en mi caso suele ser música celta.

Por poner un ejemplo, Carlos nuñez tiene algunas piezas maravillosas, como CABALO AZUL, THE RAGGLE TAGGLE GIPSY o TEARS OF STONE.

La música es evocadora, sin duda, y una fuente de inspiración.

Saludos.

Laura dijo...

Y el secreto de un éxito ;), como el fondo céltico que le pusieron a Titanic en varias escenas cruciales...

Tengo dos discos de danzas célticas, por cierto. Es una música magnífica, aunque como son danzas "movidas" a mí me evocan escenas de persecuciones rápidas o emocionantes o aventuras en lugares desafiantes, como los rápidos de un río o la pendiente de una montaña nevada, etc.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Mi última experiencia con la música y la literatura ha terminado esta misma mañana, cuando he cerrado Elvis, corazón solitario. Javier Márquez, su autor, es un buen crítico musical y me ha encantado leer la obra mientras escuchaba los discos que aquel citaba.

Laura dijo...

Hace algún tiempo una autora, no recuerdo su nombre, publicó un libro que llevaba adjunto un CD con la música que debía acompañar su lectura. La iniciativa no tuvo gran éxito o imitadores, pero creo que en el futuro cercano, con el incremento de los "e-books" se hará más normal leer libros con música "incorporada", ¿no crees? :)

Proyecto de Escritora dijo...

Estoy de acuerdo con que la inspiracion puede llegarte en forma de musica o de casi cualquier cosa.

te invito a mi blog, tenemos cosas en comun. y si no te parece mal, te enlazo a el en mis favoritos.

un saludo!

madp dijo...

Laura

Hace algún tiempo antes de conocer tú blog, escuche música relacionada y escribí algunas líneas medias raras.
Lo sorprendente de esto para mi, es que yo no acostumbro escuchar está música y menos aún escribir.

Saludos,

Laura dijo...

Las artes están interrelacionadas, o al menos eso creo. La música es una fuerza maravillosa de la sensibilidad humana que bien puede activar los centros de inspiración creativa de alguien, ya sea para escribir, para pintar, para hacer más música o para bailar. No me sorprende que hayas sentido el impulso de escribir cosas "medias raras", madp. Es "algo" que tiene la música... :)
Bienvenido, madp.

Anónimo dijo...

Pasa seguido. Cuando te empiece a gustar otra canción menos conocida que Ameno significa que has dado un paso importante.
Por cierto, es una sensación gloriosa, lo sé.

Laura dijo...

No creo que tenga mayor importancia si la música que te inspira es muy conocida o no. Lo importante será, pienso, el efecto que causa en uno y en el arte que uno está creando...

Norimaki dijo...

De verdad, la música nos transporta a lugares remotos, nuestra imaginación vuela a lugares desconocidos y llenos de magia. No hay nada como un buen fondo musical para que nos conectemos con esos mundos donde todo es posible.

En un foro donde modero la zona de creaciones literaria es común que las autoras menciones las canciones que las inspiraron en tal y cual capítulo.

Es un ejercicio muy divertido escuchar un pieza de música y luego hacer escritura libre. Nos sorprendemos de todas emociones que puede provocarnos unas cuantos acordes y como por más que lo intentemos no llegamos plasmarlas en el papel, a veces es frustrante, pero siempre podemos evocar la historia con tan sólo volver a escuchar la canción y seguir intentándolo.

Laura dijo...

Totalmente de acuerdo, Norimaki. Bienvenida :)

Anónimo dijo...

Laura!
Mi nombre es Sara y estaba buscando en internet canciones para inspirarme un rato , ya que siempre escribo mis historias acompañadas de musica y me encontre con tu blog , me encanto esta nota que acabas de escribir,estoy completamente de acuerdo contigo la musica siempre a sido una fuente de inspiracion para muchos incluyendome , ella hace que pueda sumergirme en una realidad alterna o que le ponga chispa a lo que estoy escribiendo .
Sigue asi!!
-Sara

Laura dijo...

Hola, Sara. ¡Bienvenida! Me alegra que también escribas envuelta en música. ;)

Dragon Traidor dijo...

Laura.

He buscado de forma deliberada: Música Inspiradora y he llegado a vuestro Blog.

No me había dado la oportunidad de leer "The blessing spirits" - y eso que tengo toda la discografía de Vanesa Mae.

Quieor decirte que en realidad buscaba música que a mucha gente le diera algún suspiro. Al igual que vos, escribo y relato y muchas de mis obras serían acompañadas de esas melodías heroícas, tristes y de añoranza que en el mundo he conocido.

Espero puedas contactarme para poder habalr más del tema.

Ojala pueda leer algo de ti inspirado en la música.

--------
Wiil

Laura dijo...

Dragon Traidor: En realidad, la novela que estoy trabajando justo ahora tiene como "música de fondo" The Blessed Spirits de Vanessa Mae. No puedo decir que la inspiró directamente, pero sí que inspiró el tipo de imágenes que cruzan por mi cabeza cuando escribo. Por eso la considero "música de fondo". Espero que al terminar, pueda dar curso con esta historia y que llegue a manos de los lectores. Ese será otro camino que recorrer, distinto. ;)

Royce dijo...

Es un blog sencillamente magnífico. He intentado escribir algunos poemas pero no sabía como inspirarme y peor aún intentando que la métrica y la rima, asonante o consonante sea buena, la vedad eso me quitaba inspiración. Gracias

Laura dijo...

De nada :) ¡Que fluya la poesía...!

Inkomprendida dijo...

Querida Laura:
Soy Jazmín y por esas extrañas vueltas de la vida he llegado a tu blog en busca de musica inspiradora tanto para escribir como para pintar.
Me encantaron las canciones que sugeriste, en especial "ameno", debo decir que fue de gran ayuda, espero poder seguir leyendo tu blog.
Saludos,
Jazmín

Laura dijo...

Me alegro de que te sirviera de ayuda, Jazmín. Bienvenida =)

neurotguitar dijo...

Hola, soy un joven a quien le gusta escribir y justo en eso estaba cuando una pregunta vino a mi cabeza ¿habrá música específicamente inspiradora para escribir? Era una pregunta algo subjetiva pero aun así me anime a ponerla en Google. Allí aparecieron muchas páginas entre las cuales destacaba tu blog, que por cierto; fue el único que leí ya que para ser sincero, no leo muy a menudo. Ya allí dentro, fui atrapado por las primeras líneas de tu experiencia… un guerrero enlutado que vagaba solitario por en medio un campo baldío, las oscuras nubes se cerraban hasta el horizonte; donde los rayos del sol agrietaban tímidamente vistiendo de palidez la superficie del yermo. El silencio era escalofriante y las montañas se dibujaban oscuras a lo lejos, como trazando el límite entre el cielo y la tierra…” sentí que casi podía ver las imágenes que tu veías… me gustaría que un día por fin logres escribirla para poder leer esa historia que solo tú puedes escribir…

Laura dijo...

Gracias, neurotguitar. Yo también espero poder llevarla a publicar algún día. =)
(Escribe tú también, lo haces con "música"...)

Maria Jesus Cancino dijo...

hola, bueno no se pero tambien pasa aunque con musica clasica.

davidrp96 dijo...

Hola, es una gran recomendación la que realizas en tu blog, estoy escribiendo una novela y necesitaba esa inspiración para que mis dedos fluyeran por las teclas del ordenador. Te recomiendo mucho el Adagietto de la Sinfonía no. 5 de Gustav Mahler y algunos temas de la banda finesa "Nightwish" como Kuolema Tekee Taiteilijan o While your lips are still red. Sería un honor visitaras y comentaras mi blog: davrope.wordpress.com muchísimas gracias y saludos! :)

Laura dijo...

Hola, davidrp96: Me alegro que te haya inspirado. =) Y gracias por las recomendaciones. Saludos.